Ante la obligatoriedad por acuerdo en Junta de propietarios con tres quintos del total de vecinos de sustitución (y posterior pago de la misma por parte de los propietarios de la finca) de una puerta de garaje/parking cuando dicho cambio no parece en principio necesario, se han de tener en cuenta los siguientes condicionantes:

Las obras pueden ser necesarias o de mejora

Si la puerta funciona bien y no hay normativa que obligue a que esté instalada de otra forma se puede considerar una obra de mejora. Esto lo decide la Comunidad (si es o no mejora) y si no está de acuerdo deberá acudir a la justicia con un abogado especialista que represente convenientemente sus intereses.

Suponiendo que se considere de mejora, serian necesarios 3/5 del total de los propietarios para que la obra sea aprobada. Si no asisten todos y se aprueba por mayoría de los asistente o incluso por unanimidad, los que no asistieron tendrán 30 días desde la recepción del acta para manifestar su voto en contra de lo acordado por la junta. Si no dicen nada es que están de acuerdo.

Ademas, si se aprobase por 3/5 pero la obra fuese mas cara de 3 mensualidades no estaría obligado al pago de la misma si hubiera votado en contra según art. 17,4:

"Ningún propietario podrá exigir nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridos para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble, según su naturaleza y características.

No obstante, cuando por el voto favorable de las tres quintas partes del total de los propietarios que, a su vez, representen las tres quintas partes de las cuotas de participación, se adopten válidamente acuerdos, para realizar innovaciones, nuevas instalaciones, servicios o mejoras no requeridos para la adecuada conservación, habitabilidad, seguridad y accesibilidad del inmueble, no exigibles y cuya cuota de instalación exceda del importe de tres mensualidades ordinarias de gastos comunes , el disidente no resultará obligado, ni se modificará su cuota, incluso en el caso de que no pueda privársele de la mejora o ventaja. Si el disidente desea, en cualquier tiempo, participar de las ventajas de la innovación, habrá de abonar su cuota en los gastos de realización y mantenimiento, debidamente actualizados mediante la aplicación del correspondiente interés legal.

No podrán realizarse innovaciones que hagan inservible alguna parte del edificio para el uso y disfrute de un propietario, si no consta su consentimiento expreso."

Si finalmente no hubiera acuerdo o existieran discrepancias, no queda mas remedio que acudir, en compañía de un abogado de comunidades de propietarios, experto en propiedad horizontal, a la Justicia ordinaria para dirimir el caso.