INDEMNIZACIÓN POR DAÑOS: Para el caso que se produzca una avería en un elemento o servicio común y causara daños a un tercero, aunque este sea uno de los propietarios, es evidente que se trata de una obra y responsabilidad que afecta a todos y en cuyo importe deben participar. En consecuencia por una parte el propietario afectado paga su parte, como cualquiera, y luego recibirá la indemnización que le corresponda, pues en otro caso se produciría un enriquecimiento injusto en detrimento de los demás, toda vez que él ya es compensado por sus daños privados. Pero a pesar de ello, no puede olvidarse que en ese gasto común tiene que participará conforme su coeficiente.