EXTRACTOR DE HUMOS: La colocación en la cocina de un piso destinado a vivienda de un extractor de humos para expulsar éstos por el patio cerrado en donde se encuentra la escalera del inmueble no es posible, si la cocina tiene una salida natural de dichos humos. Tampoco sería factible que uno de los inquilinos de un piso instale un extractor al patio común, si por lo reducido de éste, y la fuerza de aquél, los humos se introducen en el patio situado enfrente, si bien en este caso sería el titular de este último el que debiera ejercitar la acción prohibitiva basándose en el mal uso que se hace del patio común.