IMPUGNACIÓN DE JUNTAS DE PROPIETARIOS O IMPUGNACIÓN JUDICIAL: Si un propietario pretendiese que determinados acuerdos, incluso las propias Juntas, sean declaradas nulas por el Juzgado, debe proceder para ello a ejercer acción judicial de impugnación en los plazos fijados en la L.P.H., pidiendo la suspensión cautelar de los mismos. En el caso que nada se hiciese, el silencio no lleva a la nulidad de la Junta por muchas irregularidades que se hayan cometido, ya que precisamente la falta de legalidad es uno de los motivos de impugnación.