OBRAS DE CONSERVACIÓN: Conforme la L.P.H., cada propietario esta obligado a mantener su vivienda en buen estado de conservación, y por obras de conservación, en sentido amplio, se entiende las reparaciones necesarias como son las evitar fugas en las instalaciones, cubrir grietas en las paredes. Como ha reiterado nuestra Jurisprudencia el mantenimiento y limpieza de la terraza es obligación de su propietario, y entre las labores de limpieza se incluyen la retirada de los desconchados de la fachada o de la terraza, sin perjuicio que su deficiente estado se atribuya o se impute a la Comunidad de Propietarios. Es posible que la Comunidad pueda alegar que no responde de los daños causados procedentes de terraza superior acreditando que la causa de los daños fueron por el mal estado de conservación y mantenimiento de la terraza por su propietario.