OBRAS EFECTUADAS POR PROPIETARIO SIN CONSENTIMIENTO: Una obra que consista por ejemplo en el cierre de un patio de luces por un propietario necesita del permiso o del acuerdo unánime de la Junta de Propietarios, conforme establece la Ley de Propiedad Horizontal, pues supone una alteración de la estructura y de la configuración del edificio que afectan al Título Constitutivo o escritura de División del edificio en Propiedad Horizontal. Si ante la oposición o no permiso de la Comunidad, el propietario ejecuta la obra, la comunidad está legitimada para que vía judicial reclame la restitución del lugar a su estado primitivo a costa del propietario infractor, para lo cual se precisará de informe pericial para determinar el valor de la obra a practicar.