SALIDA DE HUMOS: INSTALACIÓN: Cuando alguien compra un piso o un local de negocios se hace cargo, o se subroga, en los derechos y obligaciones, beneficios y cargas, por lo tanto si la Junta de Propietarios había aprobado por unanimidad que el local podía instalar una salida de humos, el nuevo comprador puede exigir que se cumpla ese compromiso, aunque ello no conste en el Registro de la Propiedad, teniendo en cuenta que esa decisión, adoptada por unanimidad, supone una modificación del Título Constitutivo, también llamada Escritura de División del Edificio en Propiedad Horizontal, a pesar de la no inscripción registral. En el caso que la negativa persistiese, el comprador está habilitado para emprender las acciones judiciales oportunas, en defensa de ese derecho.