CIERRE DE TERRAZAS: El cierre de terraza es una alteración de la fachada, elemento común, por lo que necesita del acuerdo previo de la Junta de Propietarios. En rigor se precisa unanimidad, aunque en muchos casos los tribunales admiten el acuerdo de la mayoría sobre todo si los disidentes no han impugnado en tiempo y forma. Para el caso que se permita el cierre de la terraza, de forma expresa o tácita, lo que se haga dentro es una cuestión individual, en la que la Comunidad de Propietarios no puede entrar ya que esa zona es privativa, no común.