AGRUPACIÓN DE COMUNIDADES DE PROPIETARIOS: La constitución de una agrupación de Comunidades en los términos que prevé la Ley de Propiedad Horizontal no tiene carácter obligatorio por lo que en ningún caso puede imponerse a una u otra Comunidad de Propietarios ya que siempre va a requerir que previamente los Presidentes de cada una de ellas sean autorizados por el acuerdo mayoritario de sus respectivas Juntas de Propietarios. El que no quiera constituir una agrupación de Comunidades no quiere decir que queda liberado de tener elementos comunes, porque como dispone la L.P.H., respecto de los pactos acordados entre los copropietarios, rige supletoriamente las disposiciones de la Ley de Propiedad Horizontal. Igualmente no cabe que ninguna Comunidad decida segregarse unilateralmente sin la previa unanimidad de todos los propietarios al ser supuesto de modificación del Título Constitutivo.