SALIDA DE HUMOS EN PATIO INTERIOR: En principio toda obra que consista en la instalación de una salida de humos que implica la utilización de elementos comunes como es la fachada del edificio o del patio interior, necesita del permiso o acuerdo unánime de la Junta de Propietarios, al suponer una alteración de la estructura y configuración del edificio que afecta al Título Constitutivo del edificio en Propiedad Horizontal. Sin embargo, cada supuesto precisa de un estudio individualizado, ya que si por ejemplo el resto de los propietarios han realizado anteriormente obras similares, no puede impedirse al nuevo propietario hacer la pertinente salida de humos salvo exista una notable diferencia entre unas y otras salidas de humos.