NEGATIVA PROPIETARIO A ENTRADA EN SU PISO PARA REPARACIONES: La consecuencia de la negativa se traduce en reclamar a su propietario la reclamación de daños y perjuicios sin perjuicio además de instar judicialmente la entrada en el mismo, ello porque la propietaria de la vivienda en planta inferior tiene el derecho de ser puesta a resguardo de cualquier emisión de aguas, o filtraciones que caen sobre el techo de su casa. Conforme a Derecho, el deber jurídico es lograr una rápida subsanación de los desperfectos afectantes al buen uso del edificio, no solo para salvaguardar el interés general, sino también y principalmente para dar protección directa, eficaz y urgente al vecino que de manera inmediata esta sufriendo las consecuencias del desperfecto; ello es así por razón del interés general y del deber de solidaridad, que se traduce en la necesidad de existir una mayor flexibilidad en el derecho de propiedad en beneficio y armonía de las relaciones interpersonales como consecuencia de la co-propiedad que existe en todo régimen de Propiedad Horizontal.