Obras en zonas comunes

Obras en zonas comunes: Lo habitual cuando se hace una obra en un elemento común, con la que algún comunero no esté conforme, es que se impugne el acuerdo de la Junta de Propietarios, exigiendo que vuelva la situación a su estado primitivo.

En el caso que la obra sea levantar una caseta en un espacio común de uso privativo, sin autorización de la Comunidad de Propietarios, pero con el consentimiento de los propietarios mediante firmas, no tiene posibilidad de éxito la impugnación que se practique, por los efectos del consentimiento tácito, y por la naturaleza de la obra ejecutada.

Dicha impugnación habrá de ser llevada a cabo, en tiempo y en forma, por un abogado especialista en Comunidades de Propietarios.